Table of Contents Table of Contents
Previous Page  8 / 82 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 8 / 82 Next Page
Page Background

Decisiones 8

E

c

o

l

o

g

í

a

y

Una Costa Rica preparada para el Cambio Climático

1. Entender nuestra vulnerabilidad

climática

Costa Rica perdió $1.130 millones entre los años 2005 y

2011 por eventos meteorológicos extremos, tales como:

inundaciones y sequías. Sin embargo, esta cifra sería más

alta si se incluyen los daños indirectos. Ciertamente, la in-

fraestructura vial sufrió el mayor impacto, seguida por la

infraestructura para la generación eléctrica tal como el caso

de los embalses; además, hubo otros sectores afectados como

la agricultura y las viviendas. Ahora bien, de esas pérdidas,

el 80% corresponde a obras públicas, de modo que si no se

cambia y se toman las medidas del caso, las pérdidas po-

drían superar los $7.000 millones (constantes del 2006) ha-

cia el 2030, e incluso se podrían superar esas cifras y llegar a

$30.000 millones en el 2050 según las advertencias emitidas

por el MINAE.

Dado que Costa Rica es parte de la región caribeña, enten-

der la vulnerabilidad de esta zona es vital. Según el informe

del Banco Mundial,

Turn Down the Heat

el Caribe podría

perder un promedio de $22.000 millones por año hasta el

2050 debido a los ciclones tropicales. Además, otros estu-

dios como los del Grupo Intergubernamental de Expertos

sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés),

así como los que señala la Universidad de Cambridge mues-

tran que por cada metro (1 mt) de aumento del nivel del

mar se dañarían entre un 49% a un 60% de las propiedades

que forman parte de los complejos turísticos caribeños. Así

mismo, se verían afectados o destruidos alrededor de unos

21 aeropuertos y 35 puertos, aunado a esto se debe tomar

en consideración la reconstrucción de centros turísticos, los

cuales según las proyecciones para el 2050 podrían llegar a

costar $23,3 mil millones.

Irremediablemente, América Latina es un continente vulne-

rable, de modo que si en los próximos 35 años hubiese un

aumento de al menos veinte centímetros (20 cm) en el nivel

del mar; las inundaciones costeras en promedio, podrían ge-

nerar $940 millones de pérdidas anuales en las 22 ciudades

más grandes de la región ubicadas a lo largo de nuestros

litorales. En este sentido, vale recordar que América Latina

es la segunda región más urbanizada del planeta y buena

parte de su población vive en ciudades costeras; motivo por

el cual, este tema debe ser abordado en las agendas políticas,

a fin de decidir desde ahora, cuales son las soluciones que se

llevarán a cabo en los próximos años.

De acuerdo con las últimas investigaciones, la población la-

tinoamericana se siente insegura, según la reciente encues-

ta de opinión realizada a nivel mundial por el

Pew Research

Center

en Washington D.C reveló que los latinoamericanos

son los que están más preocupados por el cambio climático

en comparación con ciudadanos de otras regiones. Según

los informes, un 74% de los encuestados consideran que el

cambio climático es un problema serio, en relación con un

45% de estadounidenses, y un 18% de chinos; y aunque estos

dos últimos están por debajo de la mediana mundial, es decir

un 54% lo anterior resulta paradójico. Ya que, China es el

mayor emisor del planeta al originar el 30% de las emisiones

totales, seguido por Estados Unidos que genera el 15%.

Ante la pregunta de;

si el cambio climático actualmente daña a

las personas

, un 77% de los latinoamericanos dijeron que sí,

mientras que solo un 41% de estadounidenses y un 49% de

chinos contestaron afirmativamente «la media global fue de

un 51%». Respecto a la pregunta,

sí están muy preocupados

de que el cambio climático le dañara “personalmente”,

un 63%

de los latinoamericanos contestaron que sí; frente a un 30%

de los estadounidenses y un 15% de los chinos que respon-

dieron afirmativamente «la media global fue del 40%». Así

mismo, la encuesta realizada por el Banco Interamericano de

Desarrollo (BID) a 5.000 ciudadanos confirma que el cambio

climático es una preocupación.

En el caso de Costa Rica, una encuesta efectuada por el Pro-

grama de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)

en diciembre del 2014 mostró que un 80% habían escuchado

hablar del cambio climático, y un 98% consideró que el clima

ya está cambiando. En esta misma línea, la consulta ciudada-

na acerca del cambio climático efectuada por primera vez en

el país a través de la organización

Costa Rica Limpia

fue su-

mamente reveladora. La consulta en cuestión se llevó a cabo

mediante una muestra focalizada; la misma, se realizó en las

siete provincias durante varias horas de manera consecutiva,

y en forma simultánea se consultaron 10,000 ciudadanos en

más de 100 países. Así las cosas, el 94.6% de los costarri-

censes encuestados manifestaron estar preocupados por el

cambio climático, ante un 78.8% que señalaron lo mismo,

sin embargo estos últimos corresponden al promedio global.