Table of Contents Table of Contents
Previous Page  34 / 82 Next Page
Information
Show Menu
Previous Page 34 / 82 Next Page
Page Background

PRIMERO

EL GASTO...

PERO EN SERIO

Fernando Herrero

1

herrero.fernando@hotmail.com

1. Fernando Herrero Acosta

es Economista y sociólogo,

graduado de la Universidad

de Costa Rica y New York

University. Es profesor de

la Universidad Nacional y

consultor y asesor de diversos

organismos nacionales e

internacionales. Ha ocupado

diversos cargos públicos,

incluyendo los de Ministro

de Hacienda (1994-1996 y

2010-2012). Además, fungió

como Regulador General de los

Servicios Públicos

(2010-2014).

Y el mismo Congreso, legítimo representante del

pueblo costarricense, autoriza en cada una de

sus legislaturas ordinarias una larga lista de

erogaciones, sin procurar

al Ejecutivo los recursos

indispensables para ello.

Alfredo González Flores, 1915,

Informe al Congreso Constitucional

Los proyectos de reforma fiscal que están en conocimiento de la Asamblea Legis-

lativa no resolverán los problemas que enfrenta nuestra hacienda pública. A veces

fingimos que resolvemos un problema y hacemos reformas que, al ser insuficientes o

no ir dirigidas a las causas reales, nos llevan después a una situación más crítica. En

la actual coyuntura, muchos han reiterado que no conviene aumentar impuestos si

antes no se modifican las tendencias del gasto. Tal planteamiento da la impresión de

ser motivado por una postura negociadora que, posteriormente, genere que la opo-

sición permita subir los impuestos si se aprueban un par de proyectos de relevancia

menor. Esa no sería una conducta extraña a nuestra práctica política. Como dijo el

Presidente González Flores hace cien años, en el Informe citado en el epígrafe:

“… Es una enfermedad que se ha venido desarrollando con más o menos

lentitud y cuyos efectos se han venido amortiguando, en apariencia, con

calmantes, más o menos artificiosos, hasta culminar en su estado actual”.

A este respecto, el propósito del presente ensayo es plantear algunas condiciones

estructurales que, si no se enfrentan, harán que en un plazo no muy lejano ten-

gamos una nueva crisis fiscal aunque se aprueben nuevos impuestos o una Ley de

Empleo Público.

1. Crisis recurrentes

En nuestro país, la crisis fiscal es un fenómeno recurrente.  De tiempo en tiempo,

los gastos superan los ingresos, el endeudamiento aumenta y nos vemos obligados

a replantear las instituciones que rigen la hacienda pública, so pena de caer en crisis

económicas más profundas (como la que se vivió a inicios de los años ochenta del

siglo pasado).  Por otro lado, siempre hay factores externos que amortiguan o agra-

van las crisis (guerras mundiales, guerras civiles centroamericanas, deterioro de los

términos de intercambio, crisis económicas externas y crisis políticas). No obstante,

donde podemos influir más es en los factores internos.

En esta línea, Gonzáles Flores señaló con claridad los desafíos hacendarios de su

época  y propuso reformas para enfrentarlos.  Le correspondió gobernar en el perío-

do de la Primera Guerra Mundial y asumió la presidencia, no por elecciones, sino

como Primer Designado, dado que ninguno de los candidatos logró la votación para

ser electo.  Sus palabras coinciden sorprendentemente con una descripción de la